DECRETOS Featured

9 Junio 2019, 12:00 am Written by 
Read 54 times

Tanto el poder de la escritura como el poder de la visualización creativa son ejemplos claros de la capacidad que tenemos para conseguir lo que deseamos, activando la ley de la atracción.

Los tableros de visión, los mapas del tesoro, las líneas de pensamiento, etc. nos ayudan a crear una especie de decretos que se cumplen en la medida de nuestra emoción.

La escritura de afirmaciones positivas de éxito debe estar bien definida, afirmaciones que reflejen nuestros deseos hechos realidad pero en un lenguaje que entienda nuestro subconsciente, que pueda absorber  y que pueda ayudarnos a conseguir nuestros deseos hechos realidad. 

Al expresar nuestros deseos hechos realidad conviene que sea en presente y en primera persona: empezando nuestra afirmación con “yo”. En presente porque nuestra mente sabe únicamente del presente. Deben ser nuestros deseos expresados en forma afirmativa porque la mente subconsciente no sabe de negaciones; debe ser de forma activa, se debe asociar emociones por nuestro deseo hecho realidad. Es importante que al leer nuestros deseos los sintamos como que ya son una realidad.

Conviene centrarse en el “qué” más que en el “cómo”. En esto suele haber equivocación porque, generalmente, escribimos lo que deseamos y hasta cómo queremos que se realice. Tenemos que saber con toda claridad “qué” queremos y el “cómo” lo dejamos al Universo. 

Al elegir objetivos nos conviene plasmar en un papel en forma de afirmación positiva y dedicar a su lectura un minuto al despertar o justo antes de acostarse que son las horas en las que nuestra mente subconsciente está a nuestro alcance y si le pasamos información en el lenguaje que la mente subconsciente puede entender ella lo resolverá con mayor facilidad. La mente subconsciente sigue trabajando las veinticuatro horas del día. 

Conviene darnos cuenta de que nuestra vida no es el resultado de la casualidad y no hay nada escrito y nosotros somos los que tenemos la  responsabilidad de escribir nuestra propia historia como nosotros queramos, sin lastimar a nadie, aquí y ahora.

La Ley de la Atracción funciona para bien o para mal, todo depende de quien la utilice. Recordemos que “sin acción no hay atracción”. La Ley de Atracción no es solamente pensar y recibir; hay que actuar para recibir. (A Dios rogando y con el mazo dando)

Todo deseo tiene un tiempo de “gestación”  Todo en la Naturaleza, está también determinado por la Ley de Gestación. Ya vimos que toma aproximadamente treinta días cambiar un hábito aplicando técnicas de reacondicionamiento neuronal para que el Cerebro empiece a tener hábitos de pensamientos diferentes. 

El secreto de la Ley de la Atracción va mucho más allá de las afirmaciones y visualizaciones. Conviene tomar muy en cuenta la gestación (Una semilla tarda algunas semanas en dar una planta) Si hay impaciencia nace la duda y “una gota de duda destruye un edificio de fe”. La manifestación del deseo se anula con la duda. La Ley de Gestación es una de las leyes complementarias a la Ley de Atracción y es totalmente necesaria para acelerar el proceso. La duda es la principal barrera que impide que se cumplan los deseos.

ADMINISTRACIÓN DE RECURSOS: Conviene aprender a administrar el tiempo y poner en primer término los compromisos de gratitud. Siempre hay algo por qué agradecer.

Cada vez que se esté en la tentación de pensar en alguna crisis conviene recordar que “no hay mal que por bien no venga”. En cada crisis hay una oportunidad. En la historia han ido y venido las crisis y mucha gente ha sabido ver en las crisis oportunidades que les permitieron mejorar notablemente su realidad.

En la actualidad hay gente que está utilizando y aprovechando la “actual crisis” para mejorar su situación. Recordemos que:

La idea de la crisis “crean” los pocos ricos y “creen”  los muchos pobres.

Rate this item
(0 votes)
Lic. Carlos del Salto del Salto

Director general del Centro de Estudios John F. Kennedy

Website: www.jfk.mx
DMC Firewall is a Joomla Security extension!