ADMINISTRACIÓN DEL TIEMPO Featured

16 Julio 2020, 12:00 am Escrito por 
Leído 109 veces

Es preocupante el poco interés por la administración del tiempo. Circula la recomendación para dividir las veinticuatro horas del día entre las tres actividades preponderantes del ser humano: ocho horas de trabajo, de seis de la mañana a dos de la tarde; ocho de diversión, de dos de la tarde a diez de la noche y ocho de descanso, de diez de la noche a seis de la mañana.

El trabajo es una oportunidad para ejercitar nuestra creatividad para poder hacer lo que nos toca, en cuanto bienes y servicios, más y mejor en el menor tiempo.

La diversión nos permite dedicar una parte del tiempo libre para hacer lo que más nos gusta: arte, música, teatro, baile, deporte, etc.

El descanso es un valioso auxiliar determinante para la renovación natural de nuestros órganos vitales: el primer órgano que se regenera, a partir de las diez de la noche, es el hígado, que tiene más de quinientas funciones y luego siguen todos los demás órganos, respondiendo a un perfecto proceso de conservación y renovación natural.

En el manifiesto descuido de la administración del tiempo hay otros poderosos intrusos que interfieren en la administración del tiempo, respondiendo en gran medida a intereses mercantiles como: televisores, teléfonos celulares, computadoras, tabletas, sensores, microondas, etc. La tecnología con sus artefactos diseñados, con la intención de facilitar el trabajo productivo unos y otros para sumarse a la diversidad de gustos, afecta directa o indirectamente al uso del tiempo. La tecnología, sin ser esa su función principal, está convirtiendo al ser humano en pasivo y sedentario.

Hay otro factor digno de tomarse en cuenta y es que somos seres electromagnéticos; nuestras células se comunican con señales electromagnéticas interdependientes similares y toda radiación exterior como las señales de radio, televisión, internet, etc. interfieren la radiación interior que utiliza el cuerpo humano en la comunicación intercelular y rompe la coherencia de la intercomunicación biológica produciendo, como efecto inmediato, la debilidad funcional orgánica.

Tenemos radiaciones internas propias que al ser interferidas por radiaciones externas producen daños internos lamentablemente irreparables.

Algunas enfermedades son efecto de las interferencias de las radiaciones electromagnéticas internas con las radiaciones externas.

Somos seres electromagnéticos dignos de todo el cuidado; si colocamos una antena junto a otra antena hay interferencia, de la misma manera las radiaciones electromagnéticas exteriores emitidas por los diferentes aparatos electrónicos interfieren con la radiación natural interior.

Estamos rodeados de fuentes electromagnéticas interferentes fabricadas por el hombre de ciencia con el propósito de generar confort.

Los jóvenes de entre doce y dieciocho años de edad dedican por día, en promedio, siete horas cincuenta minutos a ver la televisión, el ordenador, las consolas de videojuegos, los reproductores de música, al teléfono celular y al teléfono fijo. El uso intensivo de estos equipos evidencia que los comportamientos de los jóvenes y las estrategias para llegar a ellos, han cambiado y que es necesario entenderlas para enfrentar esta nueva realidad adictiva. Es decisión personal el cómo posicionarse frente a la invasión tecnológica que da comodidad sin tomar en cuenta la pérdida de tiempo y el deterioro de la salud.  

Es nuestra calidad de vida la que está en juego. Nos conviene comprometernos a investigar más estos asuntos, en fuentes confiables, para actuar con mayor responsabilidad, recordando que somos seres funcionalmente perfectos y con todo el poder para modificar nuestra forma de actuar frente a los diferentes distractores e interferentes que restan calidad de vida a la vida y tienen todo el poder de generar verdaderas adicciones.

La calidad de vida está íntimamente relacionada con la administración del tiempo. ¿Qué tanto tiempo ganamos o perdemos hipnotizados frente a una pantalla o inmovilizados por las ataduras electromagnéticas de los celulares y más aparatos adictivos que anulan nuestra creatividad? … Dicen que “el tiempo es oro” y el oro es riqueza y la riqueza demanda administración.

Califica el contenido
(0 votes)
Lic. Carlos del Salto del Salto

Director general del Centro de Estudios John F. Kennedy

Website: www.jfk.mx
Our website is protected by DMC Firewall!