PLANIFICACIÓN Featured

6 Octubre 2019, 12:00 am Written by 
Read 6 times

 La experiencia de relaciones interpersonales deja un recuerdo de efectividad, en función del éxito o el fracaso que en ellas se ha tenido.

¿Cuántas veces se ha participado en una acción sin vislumbrar el final, con la sola intención de experimentar?...Pocos se preguntan: para qué, cómo, con qué, en qué orden, etc. y otros tantos no saben a donde van pero tienen mucha prisa.

En algunas acciones familiares no siempre se marca el sentido, la dirección, la finalidad y los hijos, en algunos casos, reciben el ejemplo de una vida sin proyecciones definidas, una cadena de improvisaciones seguida por una cascada de errores y los papás aún no quieren saber por qué  sus hijos presentan problemas. 

El destino de la vida familiar es posible predecir desde las relaciones de noviazgo; si de la vista nació el amor no es posible que el amor perdure porque la razón por la que se supone que nació puede ir perdiendo vigencia. Si la relación se deja llevar por sueños o situaciones quiméricas en espera del “y vivieron por siempre felices”, al conformar una familia, no se tendrá tiempo de hacer su proyecto de vida y vendrán los compromisos inesperados a bloquear las intenciones de saber a dónde se va, con qué recursos se cuenta, qué camino se va a seguir, qué tiempo se va a emplear, etc. Habrá un desgaste de energía en la búsqueda de soluciones a problemas autogenerados y encuentro de racionalizaciones geniales como: la situación económica nacional, la situación social, las amistades,  la competencia desleal de  los medios de comunicación, la mala suerte y hasta una supuesta injusticia divina entrará en juego con el afán de justificar errores. 

En la familia, como en todas las actividades, las ideas, los ideales y anhelos reclaman una planificación constante y consciente. Así como un  arquitecto, al proyectar un edificio, se ubica, imagina, bosqueja un anteproyecto, adecua su planificación a las exigencias de uso, tiempo y espacio, confirma que el proyecto satisface las necesidades del cliente y se ajusta a su presupuesto; el éxito de la construcción dependerá, en gran medida, de la bondad del proyecto; si esto se hace con una obra perecedera, qué se puede decir de la familia que es una obra trascendente encargada de la conservación y renovación de la especie?. 

Todo proyecto responde a una necesidad. El diagnóstico de las necesidades familiares jerarquizadas nos dirá para qué  se debe proyectar y qué dirección van a seguir las acciones. Según el diccionario, planificar es establecer, de manera organizada, los procedimientos y los medios que son necesarios para alcanzar un fin, reconociendo los obstáculos que hay que vencer y, aprovechando las mejores circunstancias y los recursos disponibles. Proyectar es pensar en los acontecimientos antes de que sucedan y tratar de organizar todo para que sucedan como nosotros queremos. 

Llevando esto al campo familiar y educativo, es conveniente que los proyectos familiares coincidan, en el aspecto formativo, con el proyecto escolar para evitar desorientación del estudiante y dar congruencia a las acciones en tiempo y forma. De esta manera no se puede caer en equívocos como cuando, al pensar en planificación familiar, circunscribimos las acciones a solamente el uso de anticonceptivos. 

En algunos casos será necesario la intervención de personal especializado, que sí lo hay, psicopedagogos, terapeutas, sociólogos, psicólogos, según el caso, que orienten y ayuden a ver que el problema no está afuera sino dentro de cada uno de los integrantes de la familia; que ayuden a ver las señales que marcan, por ejemplo, el camino hacia el fracaso de un joven. Cuauhtémoc Sánchez, en su libro “Un grito desesperado” escribe diez señales que toda familia debe considerar como un síntoma de peligro (no es cuestión de la edad como se piensa). 

  • Se cree incomprendido por la familia
  • No quiere perdonar
  • Siente tristeza, rencor y amargura
  • Se aleja, habla poco
  • Se vuelve ingrato, critica y ataca
  • No agradece nada
  • Justifica sus malos hábitos y no escucha consejos
  • Defiende la libertad sexual
  • Busca amigos incomprendidos por sus padres para sentirse apoyado

10)No se quiere y daña su capacidad de      amar. 

Pablo Mier en su obra “Psicología, riesgo total” da las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué últimamente mi hijo me desespera fácilmente?
  • ¿Cómo orientar a mi hijo respecto a las drogas, sexo y alcohol?
  • ¿Cómo ser su amigo, cómo entenderlo y ayudarlo? 

Hay mucha literatura, solamente hacen falta  padres dispuestos a aprender y con voluntad para enseñar e hijos generosos dispuestos a aceptar orientaciones paternas.

 

Rate this item
(0 votes)
Lic. Carlos del Salto del Salto

Director general del Centro de Estudios John F. Kennedy

Website: www.jfk.mx
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd