ACTITUDES Y APTITUDES Featured

6 Octubre 2019, 12:00 am Written by 
Read 21 times

Señor profesor, se ha preguntado: ¿Qué número representa y qué número es usted en este colegio?

¿Crea problemas o da soluciones a los problemas?

¿Qué tanto participa en la búsqueda de salidas a las situaciones problemáticas detectadas? 

¿Da y defiende sugerencias de valor para el buen vivir del colegio?

¿Qué características diferenciales intenta imprimir en sus alumnos?

¿Cuál es su intención educativa?

¿Promueve la reflexión individual y grupal?

¿Hay lealtad a la institución que, al contratarle, confió en usted?.

Se cuenta que una empresa del Japón, cambió de domicilio, contrató nuevo personal para superar a la competencia. Se detectaron los problemas, se pensó en soluciones, se capacitó al personal, se crearon departamentos especializados; pero el producto comenzó a ser rechazado por defectos en la calidad; los ejecutivos de la empresa no se podían explicar cuál era la razón, después de haber contratado al mejor personal, y echado a andar los mejores programas de control de calidad. En reuniones de ejecutivos se pensó y se implementó una serie de medidas para contrarrestar esta situación desfavorable. Intentaron varias soluciones pero todas fallaron. 

Un día un joven empleado de turno se acercó al supervisor y le confió esta reflexión: “Cuando estaba sentado sobre las vías del tren esperando su llegada, en una intersección muy cerca de la planta,  sentí una vibración muy fuerte provocada por la llegada del ferrocarril y pensé que esa vibración podía estar afectando a la producción de la planta”. 

Se tomó en cuenta la observación de este joven empleado de segundo nivel y después de una extenuante investigación se comprobó que el joven empleado había descubierto la causa del problema, la vibración del paso del tren sí afectaba a la producción de la fábrica.

Una vez  identificada la causa del problema se procedió a construir una especie de dique entre la línea del ferrocarril y la planta y posteriormente lo llenaron con agua. Consecuentemente el producto mejoró y pasó los niveles de control de calidad.

¿Qué relación tiene este relato con nosotros? 

El joven empleado no pensó en su rango laboral ni en su nivel de competencia frente a los ejecutivos de la empresa, estaba preocupado por el problema de producción que, en realidad, no era su problema ni correspondía a su responsabilidad de empleo; pero se sintió parte de la empresa y, a su modo, se involucró en la búsqueda de la solución. 

Señor profesor, su capacidad y preparación le abrieron las puertas de este colegio. En un determinado momento fue considerado el más apto para desempeñar el papel de profesor responsable de la conducción de la enseñanza-aprendizaje de un grupo de seres humanos en formación puestos a su cuidado. 

¿Qué tan involucrado está usted en la vida de este colegio? 

¿Se interesa por la problemática y busca generosamente las posibles soluciones?

 ¿Piensa y da sugerencias de valor a la persona indicada? 

Es frecuente que se detecten problemas de calidad por evasión de responsabilidades o por falta de comunicación entre el personal involucrado en la tarea educativa. La educación es corresponsable,  dinámica y creativa, si se evade responsabilidad con el fácil argumento de que esto no me corresponde, o si hay estatismo o lentitud en el proceso, hay deterioro y retroceso, porque el tiempo vuela y rebasa  a la acción lenta. 

Es una probabilidad de carácter humano el  cometer errores en, más o menos, un 30%; pero es una virtud el reconocer y decir con valentía ¡Me equivoqué! Y más valioso aún es enmendar el error. 

Para solucionar un problema no es necesario estar en la cúpula de la empresa, así como se puede causar problemas en cualquier lugar, es posible implementar soluciones desde cualquier nivel. Lo importante es cuan involucrado está con su fuente de trabajo y cuanto disfruta de su actividad. 

Aquello de “medio me pagan, medio trabajo” es actuar en la mediocridad y los resultados  perjudican,  tarde o temprano, ya que la  irresponsabilidad afecta al rendimiento como profesional de la educación. 

¿Qué tan preparado está usted, señor profesor, para ser sorprendido en el acto responsable de generar creatividad, trabajo, disciplina y perseverancia en el grupo puesto a su cuidado?.

De su actitud depende que, en vez de poner espinas a las flores, se pongan flores a las espinas en el trabajo escolar que demanda mayor congruencia entre aptitud y actitud docentes. En el Plan de Desarrollo oficial está señalado claramente que: “La educación es una gran tarea en la que debemos comprometernos todos. Las actitudes en que se fundan la convivencia democrática y los valores de responsabilidad, solidaridad, justicia, libertad, la búsqueda de la verdad, el respeto a la dignidad de las personas, el aprecio por la naturaleza y el cuidado del medio ambiente, son todos los frutos de una buena educación. El gran elemento transformador de los pueblos ha sido la educación. La superación de nuestras carencias y el avance a un futuro de mayor justicia y bienestar dependerá, fundamentalmente, de la intensidad, la constancia y la calidad del esfuerzo educativo que realicemos en los próximos años”.

Rate this item
(0 votes)
Lic. Carlos del Salto del Salto

Director general del Centro de Estudios John F. Kennedy

Website: www.jfk.mx
Our website is protected by DMC Firewall!