LA AUTOESTIMA Featured

20 Junio 2022, 12:00 am Escrito por 
Leído 9 veces

Señor profesor, no desperdicie la oportunidad de cambiar el criterio de los clásicos jóvenes “dejados”. ¡forme jóvenes responsables y sin complejos! Practique el fino arte de cómo hablar de autoestima a los estudiantes.

 El manejo del poder personal y la autoestima positiva son habilidades que pueden ser aprendidas. De aquí la importancia de conocer la metodología adecuada para dar la seguridad al estudiante y desarrollar la capacidad para que pueda defenderse solo: siendo sincero consigo mismo; siendo congruente con lo que piensa, dice y hace; desterrando las dependencias y confiando en su propio valor, en sus dones, capacidades personales y acción creativa.

Hablar de autovaloración y producir autoestima es una tarea difícil y más aún si se desconocen los efectos de la minimización del hombre por las etiquetas que le pusieron desde la cuna y que sigue colocándolas gente irresponsable, en la familia, en la escuela y en la calle.

 Deteriora el valor personal el empleo de apodos, las amonestaciones en público, los regaños peyorativos, las actitudes despectivas, las competencias tendenciosas, los exámenes torturantes y desmotivadores, los castigos irracionales y todo aquello que significa agresión al desarrollo armónico e integración personal.

En todas y cada una de las experiencias interpersonales se puede comprobar la acción “bumerang”, y la educación no está fuera de este efecto. Si se habla bien de los demás, de ellos se obtiene lo mejor; pero si, con equivocado ánimo formativo, señalamos defectos y pronosticamos un infierno de sufrimientos, tendremos sólo resultados negativos; esto sucede dentro y fuera de la escuela, en cualquier relación interpersonal que se realice diariamente. Trate bien a la gente y recibirá buen trato; así de fácil.

     Toda presión produce explosión; esta es una ley física que funciona también en las relaciones educativas. La rebeldía del escolar tiene su origen en el comportamiento de sus padres y en la repetición de comportamientos semejantes en los profesores.

 Ningún comportamiento es casual, todo comportamiento es resultante de una causa: no hay casualidad, hay causalidad. El profesor es uno de los responsables de la forma de pensar del estudiante, el profesor facilita la integración del hombre a la vida del hombre real, positivo, verdadero y actual. Este es el papel que dignifica a la acción educadora.

Cuando el profesor educa está colaborando con la obra de Dios, es cocreador de la autenticidad del hombre y esto no es solamente una bonita glosa literaria, es una verdad que compromete al profesor para hacer mejor lo que decidió hacer en tiempo y forma, aquí y ahora.

       El hombre es lo que su pensamiento le permite ser. Usted, señor profesor, tiene la valiosa oportunidad de sembrar ideas para que el estudiante aprenda a conocerse, a aceptarse y a confiar en sí mismo y en su capacidad creativa. Sembrar ideas de seguridad, de autoestima; que no espere ser adulto para demostrar su valor personal. Así como el sol para dar calor se inflama primero a sí mismo, usted, señor profesor, se verá en la necesidad de descubrir y cultivar sus propios valores. ¿Cuánto se conoce y acepta usted mismo?… De este conocimiento y aceptación depende su acción educadora. Se ha dicho que el poder personal tiene cuatro elementos básicos, a saber:

  • Ser responsable
  • Saber elegir
  • Llegar a conocerse a sí mismo y
  • Adquirir y utilizar el poder en las relaciones de la vida.

El estudiante tiene que aprender a ser responsable de su conducta y de sus sentimientos. Pero el estudiante gusta mucho de imitar, inconscientemente, la conducta de los adultos. ¿Qué aprenderá cuando un adulto le dice: discúlpame, no fue mi intención ofenderte, lamento haberte gritado, etc.?. el estudiante imita, aún sabiendo que lo que el adulto está probando es que no es una persona responsable.

Y cuando escucha algo así: ¡Tú me obligaste a hacerlo! el estudiante sabe que él no obliga a nadie, y al recibir buenos ejemplos, sabe que él es responsable únicamente de sus propios actos y nada más; el estudiante sabe que cuanto más responsable es, la gente confía más en él y tiene mayores privilegios, se siente seguro y confiado de sí mismo y experimenta la agradable sensación del poder personal, de su realización total.

El estudiante disfrutará más al saber que nadie puede hacerle sentir feliz o desdichado, nervioso o enojado, aburrido o curioso, sin su consentimiento; porque el hombre es el único responsable de sus propios sentimientos. El hombre es el que decide cómo quiere sentirse cuando aprende a liberarse de imposiciones tutelares y paternalistas. El hombre es el único que puede manejar la llave de su propia felicidad, con seguridad y sin dependencias.

Algunos padres y maestros, equivocadamente, venden la idea de que “hay que sufrir para merecer” y se ingenian en el relato de episodios de su vida salpicada de sufrimientos. La verdad es que lo único que limita al hombre para triunfar es la idea de que no es capaz de lograrlo.

El que dice no puedo, no podrá y el que afirma que si puede, sí podrá; así de fácil. Si al estudiante se le siembra la idea de que está diseñado para triunfar, aprenderá lo que tenga que aprender y cambiará lo que tenga que cambiar.

“Siendo la adolescencia un periodo de inestabilidad, se considera necesario ayudar a los jóvenes a consolidar positivamente su autoestima, puesto que repercute inevitablemente en varios aspectos de su vida, que a continuación se mencionan algunos.

Dentro del área educativa, permite la agilización del aprendizaje al propiciar autoconfianza y entusiasmo en la ejecución de actividades escolares, ya sean individuales, en equipos o comunitarias, que inevitablemente repercutirá en la mejora del desempeño académico y en la adquisición de competencias educativas.

La autonomía personal es incrementada al favorecer la independencia, la toma de decisiones y la elección de actitudes correspondientes a cada situación vivenciada.”

“Las palabras son la manifestación del pensamiento, en la creación de un mundo mejor”.

Califica el contenido
(0 votes)
Lic. Carlos del Salto del Salto

Director general del Centro de Estudios John F. Kennedy

Website: www.jfk.mx
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd