Lic. Carlos del Salto del Salto

Lic. Carlos del Salto del Salto

Director general del Centro de Estudios John F. Kennedy

Website URL: http://www.jfk.mx

ABDICACIÓN FAMILIAR

5 Marzo 2022, 12:00 am

En base a estadísticas, la estabilidad familiar y nupcialidad responsable registra una baja en todas las naciones latinoamericanas, que en otro tiempo eran modelo de organización y fidelidad familiar. Con esta verdad se está dando la razón a Solshenistin que dijo: “el occidente está perdiendo el coraje de vivir”.

Se ve con indiferencia la disolución familiar y el cambio de “camiseta” es cada vez más frecuente. La causa más socorrida es “incompatibilidad familiar”. ¡Que casualidad! se dan cuenta de la incompatibilidad después de haber generado vida familiar; para tener hijos no necesitaron instructivo; pero para poder mantener la convivencia familiar hay gente que pide un instructivo y como no lo hay toma el camino más fácil, el divorcio, sin ver consecuencias.

¿Qué tanto de valor se necesita para comprometerse en matrimonio y cumplir con el mismo?... No se puede tomar en matrimonio a una joven cuidadosamente formada y repudiarla luego por incompatibilidad de caracteres, por cansancio o  por lo que sea.

 Tampoco se puede traer hijos al mundo y negarles el apoyo que solo una familia responsablemente integrada puede dar. La comunidad no debe permitir la corrosión del  fundamento social que es la familia. Nuestro mundo de violencia  y cambios necesita constructores, y no demoledores de células vitales, para contrarrestar tanta influencia de algunos medios masivos de comunicación: el cine, la televisión, la prensa que irresponsablemente sacrifican la oportunidad de informar  con ánimo formativo para caer en la mercadotecnia de la comunicación; se vende más la nota roja y amarilla que sí informa; pero deforma y agrede al buen pensar.

Es lamentable el grado de permisivismo familiar. La abdicación en que han caído tantos padres es la causa del caos que caracteriza actualmente a algunas de las relaciones familiares.

El hecho legal del casamiento y luego el biológico de la generación parecieran ser suficientes para asentar la autoridad paterna; pero no es así. A la autoridad  legal es necesario añadir la real, y ésta se conquista día con día en un abierto compartir de responsabilidades.

Los padres de familia tienen la función de labrar el porvenir de los hijos. Por ventaja la misma naturaleza que da a los seres irracionales el instinto, despierta también en los padres una doble facultad:

  1. Aguda observación de lo que ocurre con el hijo y
  2. Profunda intuición, abonada por el trato cotidiano, de lo que puede ser el futuro, tanto vocacional cuanto profesional de sus vástagos.

 Es lamentable, sin embargo, la falta de desarrollo de estas facultades para la educación de los hijos que en muchos casos se les cría y no se les educa.

En las actividades escolares, sobre todo en las juntas de padres de familia la inasistencia de los padres es cada vez más frecuente, pese a los programas oficiales  de participación, asisten solamente las mamás, ¿será efecto de la liberación femenina?... ¿Será más importante aquella relación de negocios?... ¿La reunión de amigos en el café de moda, tendrá más validez?...

Se dice que la escuela es el segundo hogar del estudiante. En qué grado se relacionan los papás con este segundo hogar?... Eligieron este “segundo hogar” con auténtico espíritu de responsabilidad o se dejaron influenciar por el tierno criterio de los amigos de sus hijos?...  Con alguna frecuencia son los compañeros del grado anterior los que deciden la escuela en la que continuarán sus estudios. Los padres, ingenuamente, justifican la elección de su “segundo hogar” diciendo que allá van sus compañeros. Los padres en unión armónica y responsable son los destinados a facilitar la superación constante de la familia en un ambiente de amor y entendimiento.

METAS INMEDIATAS

5 Marzo 2022, 12:00 am

Los auxiliares didácticos permiten, a las personas involucradas en la educación, una mejor y saludable organización del trabajo para poder llevar adelante las tareas, roles y funciones específicas de la educación.

 Es urgente establecer, como meta inmediata, técnicas y procedimientos que permitan afirmar que en el marco de calidad de nuestro colegio:

 a) Se adecua la formación brindada a los tiempos presentes y a las preocupaciones socioculturales contemporáneas.

b) Se articula lo académico escolar con lo cotidiano, al superar los vacíos existentes entre las necesidades permanentes y lo científico.

c) Se explota la utilidad de lo que se aprende para entender más la realidad y entenderse más a sí mismo, en función del objetivo central de la educación.

d) Hay cambios visibles en los estilos de vida de la mayoría de los alumnos después de cada jornada de trabajo.

e) Se forjan hombres y mujeres comprometidos con su medio en tiempo y lugar.

f) Hay un buen equipo de trabajo interesado más allá de la impartición de materias académicas.

g) La evaluación es motivadora y congruente con los fines de la educación.

h) Los profesores enseñan con el ejemplo el cultivo y ejercicio de valores, sobre todo: trabajo, disciplina y perseverancia.

Señor profesor, recuerde que la sociedad progresa en base al cambio continuo y en la actualidad nos encontramos en medio de ese movimiento. Imagínese que antes usted trotaba al lado del progreso y que ahora va corriendo, porque el progreso va a tal velocidad que en un abrir y cerrar de ojos, nos deja atrás.

Sin embargo, a usted le acompaña un grupo de estudiantes que le consideran su guía en esa carrera que no conocen y que aún no saben a dónde los llevará.

Podrá preguntarse: ¿Cómo puedo preparar a mis alumnos para responder a este contexto?… ¿Le será difícil ubicar su rol en un mundo tan dominado por la tecnología y la integración comercial?…Una manera de ubicarse es volver a la unidad básica de cualquier hombre: sus valores. Estos le guiarán en lo personal y como profesionista de la educación; es un gran reto y necesita apoyarse de los medios que están a su disposición y dar ejemplo de trabajo.

Su principal arma estratégica puede ser usted mismo, por eso es importante que continúe su capacitación con lecturas y cursos de actualización no sólo en el área de su especialidad, sino también en su técnica y habilidades docentes, porque esto le llevará a ser un mejor profesor, comprometido con sus alumnos y su realidad.

Revise los pasos que ha dado a partir de que se hizo cargo de un grupo y de un programa escolar y reconozca cuáles son sus aportaciones hasta la fecha, esto le dará una fotografía real de su clase. Podrá reconocer sus puntos fuertes y los que pueden mejorarse a través de lecturas, cursos o diplomados en docencia y psicotecnia.

México y el mundo necesitan personas con capacidad de análisis y razonamiento, personas autodidactas, para incrementar el número de individuos que participen acertadamente en el progreso del medio en el que se desenvuelven, aquí y ahora, con claro compromiso de superación constante.

EL PRESENTE

5 Marzo 2022, 12:00 am

¿Qué tiene de malo este preciso instante? Nada.

¿Hay cosas que querríamos modificar? Por supuesto.

La belleza del presente es que nos da un lugar a partir del cual comenzar y la comprensión de saber hacia dónde ir.

No hay nada de malo con el ahora. Es un punto excelente en el tiempo. Cualquier problema que percibamos en este momento está basado en la propia interpretación. Nada está mal, a menos que así lo decidamos considerar.

Optemos por ver y vivir la justicia y benevolencia de este momento. Trascendamos las insignificantes preocupaciones que nos han retenido en el pasado. Liberémonos para poder vivir de la mejor manera posible. Nutrámonos en la belleza y la energía del presente. Frente a nosotros se expande un mundo de posibilidades. Todas están comenzando. La vida ya rebosa riquezas, y nuestra oportunidad de hacerla aún mejor es ahora.

Ahora mismo, en alguna parte de este enorme mundo, alguien está trabajando conscientemente para lograr su sueño. Ahora mismo alguien acaba de aferrarse a una brillante oportunidad.

En este preciso instante, alguien acaba de comprometerse a marcar una diferencia positiva. Ahora mismo, la semilla de la grandeza ha comenzado a germinar en el interior de alguien.

La primera página de una nueva historia de éxito está escribiéndose hoy.

Algún día alguien mirará hacia atrás, recordando este día con cariño y gratitud por haberlo aprovechado al máximo.

Hoy está aquí y, en algún lugar, alguien está viviéndolo intensamente.

¿Quién es ese alguien?...

TOMA DE DECISIONES

26 Febrero 2022, 12:00 am

El ritmo de la vida humana cada vez se acelera más y la lucha por encontrar el camino del éxito es desconcertante. Frente a esta verdad conviene meditar en las necesidades de armonizar las capacidades, cualidades y limitaciones a ritmo ascendente, para que no siembren, ni cosechen, los vendedores de ideas y sistemas mágicos que, con alto conocimiento de mercadotecnia, pretenden resolver los pequeños y grandes problemas, sobre todo en lo que a toma de decisiones se refiere.

Hay verdadera invasión de propaganda de toda índole; la vida está comenzando a depender de la calidad del mensaje recibido en la promoción de tal o cual artefacto, de tal o cual sistema de vida, de tal o cual institución educativa y, se hace muy fácil, por la misma dificultad de elección, el delegar o dejar que otros tomen la decisión, permitiendo así la acción de los que pescan en río revuelto.

Las decisiones grupales están despersonalizando al individuo y convirtiéndolo en un “objeto” de vida, sin tomar en cuenta que la persona es un “sujeto” de acción. Es materia de preocupación este fenómeno ya que es un atentado directo a la libertad y, de alguna manera, convierte en seguidores irreflexivos (esclavos decentes del criterio ajeno), y priva a los hijos de la oportunidad de aprender, de los padres, la madurez que debe preceder a la toma de decisiones.

Es lamentable el constatar, con mucha frecuencia, que las decisiones de mayor trascendencia las toman personas ajenas a la familia; algunos padres toman la iniciativa únicamente en asuntos de carácter ligeramente doméstico.

En este mundo pluriconceptual es posible ubicar a los hijos en el plano de hombres y mujeres superiores tras una disciplina voluntaria y racionalmente aceptada, considerando que todo el que sabe cultivar sus facultades nativas debe forzosamente triunfar.

Los hijos deben llevar la marca de familia, como característica diferencial, y ostentar, en todos sus actos, la calidad y responsabilidad que marca el apellido como un compromiso de exclusividad patentada en su favor y destinada a heredar.

Al hacer un mundo nuevo  del mundo familiar se permitirá que los hijos aprendan de la cordura y congruencia, del equilibrio mental, de la educación de la voluntad, de la inteligencia disciplinada, de la capacidad de la toma de decisiones, de todo aquello que como padres, educadores en el bien, pueden dar con miras a triunfar.

 

ESTO PUEDE SER DIVERTIDO

26 Febrero 2022, 12:00 am

¿Con qué frecuencia nos paramos frente a una de esas tareas que odiamos, diciéndonos "esto va a ser realmente duro" ¿Y qué logramos hablándonos de esa manera? Terminamos haciendo que la tarea sea aún peor de lo que ya es.

Por supuesto, hay cosas que no queremos hacer, pero que de todos modos tienen que ser hechas. Es por eso que debemos hacer que la actitud mental juegue a favor, y no en contra.

En lugar de decir “esto va a ser realmente duro” digamos “esto va a ser divertido". Al principio puede parecer absurdo, pero miremos así: Ese mismo absurdo en sí mismo es de alguna manera divertido, así que ya estamos en camino.

Por ejemplo si al trabajo le consideramos como una oportunidad de ejercitar la creatividad, deja de ser pesado y se convierte en una interesante realización  personal y  por ese tránsito divertido se recibe una remuneración, en función de la calidad de resultados.

Probablemente haya personas que darían cualquier cosa por tener la oportunidad de hacer algunas de las cosas que consideramos abominables.

 La diferencia está en la actitud mental, no en la tarea. Y podemos controlar la actitud mental. Hagamos que sea divertido lo que hasta este momento lo considerábamos pesado y aburrido.

EVALUACIÓN

26 Febrero 2022, 12:00 am

 

Lo que estamos tratando no es materia nueva, son temas que ustedes, señores profesores, ya saben. Lo que intentamos es recordar los principios fundamentales que definen el perfil docente propuesto por este Colegio para que juntos eduquemos mejor a nuestros alumnos.

Todas las actividades que realiza el estudiante son materia de evaluación y nos dicen mucho de la calidad de motivación promovida en su trabajo. El promedio de grupo es una buena medida del trabajo del profesor.

Esto puede repugnar a profesores tradicionalistas o profesores instructores acostumbrados a calificar únicamente la cantidad de materia de conocimiento retenida por el estudiante sobre una instrucción dada.

        Si la evaluación tiene el carácter judicial

y se da sentencia implacable, el efecto no es de corrección por convencimiento sino por temor al castigo y esto no es formativo. Lo mismo puede suceder si la evaluación es fría y matemática.

En toda evaluación debe intervenir un alto criterio de responsabilidad motivadora por el trabajo de seres humanos en formación.

Es muy saludable que el alumno sepa los rasgos a evaluar, las reglas del juego le permitirán cambiar o mejorar su actitud frente al trabajo, por hoy escolar, y le capacitará para el mejor desempeño futuro en sus actividades de estado.

El criterio de impartición de clase y su evaluación es una medida de la responsabilidad de usted, señor profesor.

Ya se ha dicho que el ejemplo es una orden silenciosa. ¿Qué ejemplos recibe de usted el estudiante en este colegio?… Está usted determinando y cultivando alguna característica diferencial en sus alumnos?… ¿Saben sus alumnos el porqué de las disposiciones?… ¿Aceptan, toleran o reniegan de la situación disciplinaria?… Estas y muchas preguntas piden respuestas que permitan la ubicación real y desempeño de su trabajo docente.

 La impartición de clase y su evaluación da la oportunidad de sembrar mensajes, inducir valores y conformar actitudes. En algunos casos opinan los estudiantes que tal maestro es muy buen profesor; pero llega tarde. Es muy buen profesor; pero es enojón. Es muy buen profesor; pero se burla del estudiante. Sabe mucho; pero nos confunde. Es muy buen profesor; pero no nos hace participar a todos. Es muy buen profesor; pero parece que no prepara sus clases, etc.

Y usted, señor profesor, ¿Qué opina de su trabajo?. ¿Cree que está cumpliendo con la responsabilidad que le confiere su estado?.

Si recuerda algo de didáctica, en el perfil del docente se señalan como características diferenciales del buen profesor:

E n   P l a n e a c i ó n:

1.-Se guía con el programa oficial vigente.

2.- Elabora y aplica el plan de clase.

3.- Vincula los enfoques con los propósitos y contenidos.

 E n   C o n d u c c i ó n:

1.- Llega puntual a clases.

2.- Maneja diariamente el registro de asistencia y evaluación continua.

3.-  Emplea técnicas variadas y motivadoras.

4.-  Propicia la participación de los alumnos.

5.- Utiliza material didáctico propio.

6.- Demuestra dominio de la materia.

7.- Despierta el interés con motivación adecuada.

8.- Controla y maneja respetuosamente al grupo.

 E n   e v a l u a c i ó n:

1.- Lleva el registro de evaluación continua.

2.- Define perfectamente los rasgos de evaluación.

3.- Integra, en tiempo y forma, la evaluación correspondiente.

 A s p e c t o s   g e n e r a l e s:

a) Propicia buenas relaciones humanas.

b) Utiliza lenguaje adecuado y fácil.

 R e c o m e n d a c i o n e s   t é c n i c a s.- De acuerdo con la normatividad vigente, la evaluación se obtiene de la apreciación promedial de rasgos y el examen o exámenes apegados a programación y calendarización previas.

1.- El promedio de grupo es el resultado de la suma de evaluaciones entre el número de alumnos.

2.- El porcentaje de aprobación del grupo es el resultado del total de alumnos aprobados por 100 entre el total de alumnos del grupo evaluado, que es también la calificación del profesor.

            Si se pide un cambio en el trabajo docente, comencemos por cambiar la mentalidad sobre el criterio de impartición de las clases y su evaluación.

            Recordemos siempre que en el cultivo de valores, nuestros alumnos son influenciados:

 1.- Por el ejemplo de los profesores

 2.- Por el ambiente de la escuela (la confianza, el respeto, la alegría, la veracidad, etc.

3.- Por la organización escolar que determinan las relaciones interpersonales.

4.- Por la forma como se ejerce la autoridad

5.-  Por los ámbitos de la participación y los límites de liderazgos

6.- Por la oportunidad de vivir experiencias significativas para cultivar el código de valores de la familia dictado oficialmente y profundizar conocimientos.

7.- Por el reconocimiento de valores personales.

PILARES DE LA EDUCACIÓN

13 Febrero 2022, 12:00 am

El joven debe tener la habilidad de aprender, de elaborar mapas conceptuales, de graficar el conocimiento y hacerse responsable de lo que construye en su mente; porque la mente capta con mayor facilidad imágenes, claves y representaciones comparativas. Y usted, señor profesor, debe ser el facilitador y corresponsable de esa construcción.

Es compromiso del profesor guiar a sus alumnos para que aprendan a investigar y que ejerciten el autodidactismo que es la única garantía que da seguridad al enriquecimiento y actualización permanente. Si el alumno es autodidacta, aquí y ahora; a futuro, será el profesionista siempre actualizado y por lo mismo el profesionista de éxito.

Una forma de desarrollar buenos hábitos, creatividad e ingenio en los estudiantes es dejar un tema de autoestudio. Un tema a la altura del escolar, de tal manera que no constituya una carga agobiante que lo único que produce es rechazo y aversión al trabajo y fatal desmotivación.

Cuando el caso amerite conviene realizar trabajos multidisciplinarios y actuar siempre pensando que no es usted el único profesor, ni es su materia la más importante, sino que todos los profesores y todas las materias son importantes y para cada profesor y materia hay un tiempo determinado.   

Conviene pensar que sus trabajos no deben interferir los trabajos de otra materia sino complementar en la formación y vida de la cultura del trabajo consciente y significativo, en calidad creativa y cantidad representativa.

Pensar con mentalidad joven garantiza el éxito, usted ya pasó por la etapa escolar a la que está sirviendo y es conveniente recordar qué es lo que le motivó y qué le molestó en sus años de escolar; qué le sirvió y qué no le sirvió. No actúe con expectativas, ubíquese en el plano real y trabaje en función de las metas reales y efectivas a corto plazo.

Recuerde que hay algunos que fueron muy buenos estudiantes en su vida escolar, vivieron en y para los libros y olvidaron el cultivo de otros valores de integración personal y pasan por la vida sin dejar rastro y hasta resultan cargas familiares que recorren las calles platicando solos.

Si el estudiante vive y disfruta del trabajo escolar, aquí y ahora, vivirá y disfrutará, con toda seguridad, del trabajo profesional en el futuro.

El ejercicio docente debe engendrar actitudes realmente valederas frente al trabajo original y creativo que proporciona experiencia para la mejor ejecución, para la trascendencia real y positiva en el ejercicio del trabajo que escoja realizar en su vida profesional.

El hombre es lo que su pensamiento le permite ser, esta realidad compromete al profesor para generar formas positivas en el pensar del estudiante frente al trabajo, evitando disminuciones que afecten su autoestima.

Es recomendable pensar que el ejemplo es una orden silenciosa y el comportamiento del profesor es observado por todos y si no hay congruencia entre lo que piensa, dice y hace, se producirá un deterioro en su trabajo y confusión en los resultados.

 Los trabajos escolares, con materia de retroalimentación, investigación o aplicación de principios vistos en clase tienen como objetivo el crear una actitud mental positiva frente al trabajo para que el estudiante aprenda a vivir la cultura del trabajo real y significativo, original y creativo y pueda elevar su autoestima.

“Aprender a conocer, aprender a hacer,

aprender a vivir juntos y                                                                                                              

aprender a ser,

son los cuatro pilares de la educación”.

PRESENCIA Y RESPONSABILIDAD FAMILIAR

13 Febrero 2022, 12:00 am

Los que estamos involucrados en tareas escolares nos vemos atrapados en problemas de disciplina desde la impuntualidad hasta una total indiferencia a todo lo que representa el cultivo de valores y aprendizajes útiles para la vida. ¿Qué es lo que está pasando?.

En nuestros días hay mucha información y hasta funcionan escuelas de padres que tratan, a su manera, de proporcionar ayuda y dar lineamientos múltiples. Sin embargo, mientras mayor es la información, los conocimientos llegan a los padres en forma tan estereotipada y en muchos casos deformada, que numerosas observaciones y lineamientos que originalmente eran positivos y válidos tienen, actualmente, el mismo valor que los cuentos de hadas y hechiceras.

La relación que hay entre los primeros siete años de vida  con el desarrollo de la personalidad es innegable y constituye el primer basamento de arranque de las actitudes y los rasgos fundamentales de la personalidad que se desarrollan sobre la base de acción y reacción emocionales entre el niño y la madre, el padre y los otros seres que lo rodean. Esto ha dado pie a la afirmación de que, en los siete primeros años de vida, se fundamentan las programaciones básicas del sentir y las condicionantes y predisposiciones de triunfo o fracaso, según el comportamiento de los padres en el seno familiar.

El temor a actuar de manera equivocada ha promovido una especie de fobia masiva. Se nota, en algunas ocasiones, que se encubre el temor inhibiendo la espontaneidad en la formación y dejando a la deriva los criterios de la normatividad individual. Algunos papás dejan, muy cómodamente, que sea la escuela la que se encargue de la tarea de formación con mil razonamientos, liberando así la responsabilidad y propiciando el inicio del gran juego de “ping pong”: el maestro pide responsabilidad paterna y el padre pide responsabilidad magisterial, y mientras se encuentra al verdadero actor y responsable de la malformación, el niño sigue en su proceso de desarrollo y desenvolvimiento dando lo que buenamente puede dar; no se detiene hasta que se encuentre la solución.

Curiosamente, nos encontramos frente a padres “modernos” y padres “antiguos”, cada uno con razonamientos suigéneris que complican más aún los aprendizajes útiles para la vida en el trabajo escolar.

Es recomendable evitar crearse problemas de carácter emotivo sobre los mejores sistemas o métodos. No existen reglas absolutas o métodos definitivamente correctos para manejar el proyecto de hombre perfecto. Existen diferentes caminos para satisfacer una misma necesidad, lo que importa es encontrar la ruta adecuada para usted y su hijo. Si el niño se ve frente a la incertidumbre de su progenitor sufrirá un deterioro difícil de repararlo. 

La tendencia de algunos educadores es la de mantener una actitud reservada hacia lo mejor y lo moderno y es posible que muchos padres de familia se sientan defraudados en su empeño de buscar, fuera de casa, la solución que está dentro del hogar por razón natural de amor y entendimiento. 

La educación que venimos recibiendo nos obliga a pedir respuestas claras, soluciones concretas.  Las recomendaciones en el sentido de mantenerse tranquilos y usar el sentido común pueden ser parte de una fantasía evasiva que impida usar el propio criterio en el camino de la formación. 

Hay que ubicarse en la realidad y pensar que cada hijo es un caso diferente y el tratamiento será totalmente personalizado. Algunos psicopedagogos recomiendan que los padres de familia ejerciten todas sus capacidades para que estén en condiciones de desarrollar una perspectiva y una filosofía de la educación más cabales y realistas, manejando aprendizajes útiles para la vida.

La ubicación en tiempo, lugar y circunstancias permitirá descubrir sus propios recursos interiores y su personal capacidad de juicio  para recuperar actitudes y sentimientos espontáneos que permitirán el goce de la relación con sus hijos.

¿Y qué hacer en el caso de hogares desintegrados?..., aquí el problema se agudiza y el niño irá adquiriendo un pobre criterio de los valores auténticos y las charlas ambiguas de tantos supuestos expertos que justifican separaciones, confunden y victiman, posiblemente sin intención, a hijos y padres mutuamente abandonados, buscando milagrosas soluciones en un mar de tormentosas realidades. 

Creemos, respetando cualquier otro criterio,  que la responsabilidad de formación debe ser compartida entre padres y profesores: los dos hogares, conjuntando esfuerzos en una tarea común. Por esto es absolutamente necesario que haya una interacción con la escuela y que la presencia del padre no sea solamente el resultado de un acto de fe sino la consecuencia de un auténtico sentido de responsabilidad paterna.

En algunos hogares todavía hay padres que, ante sus hijos, se ufanan de la forma en que fueron educados o que lamentan la falta de oportunidades y se explayan narrando luchas y peripecias pasadas hasta llegar al lugar que ocupan, vendiéndoles así la idea minimizante y limitadora de que hay que sufrir para merecer.

También hay algunos padres que lamentan la falta de reconocimiento de sus hijos por lo mucho que de ellos reciben, y se extrañan por la falta de obediencia o servil sujeción a normas, con las que no están de acuerdo los hijos; pero que por fuerza de la costumbre se les obliga  a observar. 

Hay padres que, inexplicablemente,  afirman que los tiempos pasados fueron mejores y hablan de: “en mi tiempo...” sin tomar en cuenta que el tiempo real es el presente; el pasado culpa, crea nostalgia y no se puede cambiar, el futuro “preocupa” y el presente “ocupa”. Todos pertenecemos a este tiempo, lugar y circunstancia y por lo mismo nos toca ser reales y actuales.

Algunas parejas “modernas” y particularmente las formadas para solucionar determinados “errores” crean otro problema de formación. Algunas madres de familia jóvenes deben trabajar para mantener al matrimonio o para ayudar a subsistir mientras llega la milagrosa solución separatista.

Si la razón matrimonial tiene algo que ver con el atractivo visual, la mujer tendrá que mantener la solidaridad matrimonial a base de conservadores y hasta incremento de dicha razón para mantener vivo el interés del conyuge, ¿será posible?... Si de la vista nació el amor hay peligro de que desaparezca cuando lo que se vio ya no tenga las características por las que se prefirió.

A pesar de los múltiples esfuerzos que realizan algunos matrimonios jóvenes para sobrellevar o resolver problemas a base de amor, entendimiento y voluntad, pueden decepcionarse y buscar la cómoda solución del divorcio, olvidándose de todos los juramentos y propósitos iniciales. O bien pueden acomodarse  a un irritado y amargo compromiso “en beneficio de los hijos”. En muchos casos los hijos de estos hogares no son prendas de amor sino víctimas monumentales del fracaso y desintegración familiar.

Los padres de los  “hijos triunfadores”  saben que no conocen todo respecto a ser buenos padres y están atentos a toda capacitación y siempre quieren aprender más; comprometen  sus aptitudes y actitudes en la formación de sus hijos; están atentos a los requerimientos de los escolares y siempre aportan opiniones constructivas y su actitud propositiva enriquece la relación escuela-hogar para caminar juntos en la sagrada misión de educar a seres humanos en formación. Los padres de familia responsables se involucran, desde el hogar y permiten la optimización del proceso educativo al participar activa y  voluntariamente como valiosos elementos   protagónicos de la educación para armonizar las relaciones en todos los medios. 

EXTREMOS

13 Febrero 2022, 12:00 am

Hasta las mejores cosas de la vida pueden dejar de ser positivas cuando son llevadas al extremo. Aunque podría parecer que “si algo es bueno, más es mejor”, en realidad no suele ser así.

Como con casi todas las cosas, hay un límite, un punto a partir del cual, más ya no es mejor. De hecho, a menudo esperamos más de algo cuando en realidad lo que realmente buscamos no es más, sino mejor.

Sentimos hambre de más comida cuando lo que en realidad necesitamos son alimentos de mejor calidad, más nutritivos. Queremos más dinero cuando el esfuerzo debería estar puesto en invertir con más sensatez lo que hemos ganado.

Si estamos buscando constantemente más y más, y aún así no podemos sentirnos plenos y satisfechos, probablemente nunca lo estaremos. Tener más es la respuesta simple, obvia, aunque no siempre es la mejor.

Cuando nos encontremos en la necesidad de ir al extremo, consideremos si no es momento de buscar por otro lado.

La calidad puede existir independientemente de la cantidad. No llevemos algo bueno a un extremo. En lugar de preocuparnos por ser “más”, pongamos esa energía en ser “lo mejor que podamos ser”.

Busquemos calidad y dejemos de pensar en cantidad y la cantidad vendrá como consecuencia natural; es la añadidura que llega necesariamente.

EL TRABAJO EN EL AULA

5 Febrero 2022, 12:00 am

Toda actividad en el aula está   antecedida por la referencia a los beneficiarios inmediatos para dar lo que se considera como prioridad de enriquecimiento básico y de sustentación para una vida mejor, aquí y ahora.

No se obtiene calidad verdadera si no hay preocupación en forma continua y cotidiana por la justicia, que significa dar más atención a los menos atendidos.

Nuestra meta debe ser que ningún alumno aprenda por debajo de los objetivos que nos hemos trazado y menos que reprueben o deserten.

Nuestro papel no es acompañar a los buenos alumnos, que a lo mejor lo pueden solos, sino y sobre todo preocuparnos por sacar adelante a los que más necesitan de nuestro apoyo, a los que están olvidados en sus hogares desintegrados en algunos casos.

Una actitud fundamental exigida por un movimiento hacia la mejor calidad educativa es la de creer en nuestros alumnos. En general, ellos nos darán la razón tarde o temprano. Tenemos la obligación de compartir y de difundir nuestros logros y nuestra forma de alcanzarlos.

No se trata solamente del conjunto de principios y procedimientos de acción educativa, resultante de la aplicación del conocimiento científico para la resolución de los problemas educativos ni se trata unilateralmente de la incorporación de recursos en la educación, con la pretensión de lograr el mejoramiento de la calidad de la enseñanza; se trata de ser reales y verdaderos, dinámicos y efectivos en el pensar y en el hacer. 

La superación de corrientes mecanicistas o lineales hacia visiones integrales y globales, insertas críticamente en las circunstancias históricas, sociales, políticas y culturales de los grupos humanos que hacen ciencia y que arriban a procedimientos acumulados de saber hacer, han establecido un crecimiento de la conceptualización y de la práctica de la tecnología educativa. 

La tecnología educativa apropiada es la organización integrada de personas, significados, conceptualizaciones, artefactos simples y equipos más complejos, pertinentemente adaptados, que se utilizan para la elaboración, implementación y evaluación de programas educativos que tienden a la promoción del aprendizaje contextuado de un modo libre y creador.

Es indispensable conocer y comprender qué significa diseñar, implementar, evaluar programas, proyectos y materiales educativos para la respectiva eficacia, eficiencia y pertinencia.

La acertada planeación, en cualquier actividad del hombre es pronóstico de triunfo y consecución segura de los objetivos. Si planificamos bien es imposible fracasar en cualquier trabajo y más aún al tratarse de actividad docente. Los planes de clase que incluyan motivación previa y evaluación continua no pueden fallar. Si añadimos una metodología activa y participativa, permitirá a los estudiantes ir entendiendo a fondo todo lo que se va estudiando y tratando en clase. 

Para que no entre el alumno en un estado de confusión y disminución de interés por la materia, al programar, hay que ir de lo conocido a lo desconocido; de lo fácil a lo difícil y generar un ambiente de confianza para que el estudiante pueda exponer sus dudas y salir de ellas. 

En la programación del trabajo escolar es conveniente tener en cuenta que la educación tiene como propósito fundamental la formación permanente del hombre y que se realiza en base a los aprendizajes útiles para la vida; esto significa descubrir, cultivar y realizar plenamente los talentos, las aptitudes y actitudes de toda persona como individuo y miembro de la sociedad, asumiendo su propio destino en el presente. 

El trabajo en el aula debe estar guiado por la idea de que la educación permite el desarrollo armonioso de los seres en ella involucrados. 

La proximidad o participación cercana con personas de diferentes estratos socioeconómicos en cada aula hace ver a las relaciones escolares como una réplica de las relaciones que pueden presentarse en las empresas o lugares de trabajo profesional. El éxito futuro lo determinará la forma en la que el estudiante salve los primeros conflictos interpersonales. El papel del profesor en la aceptación de las situaciones de estado es fundamental y de su orientación dependerá el que el estudiante se prepare de la mejor manera para ejercitar su capacidad de liderazgo como jefe de los grupos de trabajo. 

Conviene que el profesor, antes de cada módulo de estudio, plantee situaciones a resolver, cercanas a la realidad del alumno.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!